miércoles, julio 16, 2008

Pago de una muerte adelantada


Media botella de wisky, una cajetilla de cigarrillos y el viejo vinilo de Pink Floyd me esperan sobre la mesa, son más de las 1 de la madrugada y nadie deambula en los pasillos del departamento. Nadie, ni siquiera Carlos Altamirano, aquel jubilado fascista del segundo piso. Siempre me lo topo y converso con él desinteresadamente, me habla de la Bachelet, del impuesto específico y de lo linda y guapa que esta la niña del A-25, claro, él usa palabras más vulgares, propias de un milico patético, alcohólico y caliente.
El ascensor huele a mierda, entro y presiono el botón 3. Me elevo.
Mi impaciencia me corrompe y saco de mi bolsillo ‘las pastillitas’ como las llamó el tipo que me las vendió – con 3 de estas weas es suficiente, hasta el más grandulón cae –. Son las 1:50. La justificación razonable de mi demora fue que tuve que esperar en el callejón radiado de los perros de ‘El Jefe’. Eran tres tipos bien vestidos y bien armados. Dos peleaban verbalmente y hablaban un código criminal que no entendía, el otro apoyado en la pared fumaba distraído. Le pregunté por qué esos dos no se cagaban a balazos de una buena vez, sonrió y luego miró su reloj. Dijo algo de que la muerte no se debe adelantar, ahí fui yo quién sonrió, encuentro gracioso cuando los perros intentan hablar filosóficamente, suenan como vacas bramando intentando hablar sobre Kafka – Quizás el Yoni mate al Nico después de matarme a mi, o talvez yo mate a ambos. ¿Quién esta seguro de su muerte? - yo estaba seguro de la mía, pero no le quise debatir, es sólo un asesino del Jefe, no quería gastar verborrea en él.
Cuando logré entrar, uno de los perros del jefe me entregó el paquete y me pidió disculpas por el retrazo, me dijo que una chica desesperada compró lo mismo que yo, pero en mayor cantidad – como para matarse dos veces – dijo. Luego me dio una bolsa de ‘polvo de hornear’ y agregó – toma, cortesía de casa-.
Llego a la puerta de mi loft, saco las llaves, se me caen torpemente, las recojo, busco la correcta, la introduzco, la giro y entro. Noto en seguida que algo no anda bien en mi desorden.
‘El Gran Concierto en el Cielo’ suena desgarrador, los gritos alteran mi tranquilidad. Sólo la señora del aseo y Lucia, mi ex novia, que tuve que dejarla por el camino rápido que tomaré ahora, tienen las llaves de mi departamento. Es obvio que es ella quién está acá.
¡Lucia! - la llamo a gritos pero no responde, por un momento me miento y pienso que me esta preparando una broma, pero sé que nunca sueno convincente cuando miento, así que no me creo.
Abro la puerta de mi habitación de golpe, la botella de wisky esta botada y baña con su contenido mi cómoda, el vinilo grita con voz femenina en pleno viaje astral y el paquete de cigarros está intacto. Ella no fuma.
Me decido a mirar sobre mi cama, el miedo me ahorca y el pánico me consume, su cabeza descansa sobre el libro que me regaló cuando cumplimos un año. Su rostro emana sangre por nariz y boca – hasta muerta te vez preciosa – sollozo esas palabras mientras tomo su cabeza y la apoyo en mis piernas.
¿Cómo descubrió mi plan? Ella se adueñó de mi vida cuando la conocí y ahora me quieta la posibilidad de muerte. Podría besar sus labios para obstener un poco de su veneno, pero yo no soy Julieta y ella, obviamente, no es Romeo.
Quito la vista de su putrefacta bellaza y miro el libro adornado de sangre, una mancha destaca un verso y Parra me dice: “la Muerte es una Puta caliente”, y Lucia pagó la cuenta de la última follada.

10 comentarios:

hueon snob. dijo...

no me cargó tanto como pensé que lo haría, derepente igual me cayó bien.

Francisco Osorio dijo...

1. Está bueno, ya te lo dije, de ahí lo editamos pa incluírlo en la recopilación. Por cierto, tuve otra buena idea al respecto.
2. No le des detalles a nadie del proyecto (patente pendiente)
3. Cambia mi dirección de tus enlaces :@
4.Qué te dio por construir casas? No hemos hablado de eso. No sé por qué pero me tinca que tabai curao y te inscribiste por alguna mina.
5. Me carga enumerar pa decir lo que quiero.

Francisco Osorio dijo...

6. Que te den por culo! (Sorry pero terminé por fin de leer el libro de James Frey, me gustó a cagar, pero con la traducción al español se me pegaron los "Tacos" (chuchadas).

Paula dijo...

la muerte es un puta caliente...
tan caliente que aveces llega de forma gratuita..

que loco!
pero me gusta...
me gustaron tus letras...aunq te esfuerzes en desvalorizarlas...
:D

nayitbe. dijo...

quizás un poco de descripciones tipicas de esta epoca, nose muchod e literatura por lo cual mis comentarios son lo menos tecnicos que hay.
me gustan como van surgiendo lso sucesos atravez del relato, me gusta la forma de describir y de plantear las ideas es sutil y clara.
me gusto harto y hasta me emocione al final, además tiene pinceladas de la filosofia de lolo ajoe.
te felicito. chao amichi.

Francisco Osorio dijo...

hueón, escribe alguna weá!
y cámbiale el azul galáctico a tus enlaces, está terrible de chulo
:3

SERGI ÁLVAREZ dijo...

Amigo Francisco, me gustó el relato. volveré por aquí a seguir leyendo, y ahrego tu blog a mis lista de links.
¿OK?


¡Un abrazo a todos los lectores de relatos!

Anónimo dijo...

Es Mi FavoRiiToo =)

soy yo jeje dijo...

me encanto esta buenisimo, es sutil, esta bien escrito y entre letras tiene poesia, ese misterio que nunca esta demas querer descubrir aun sabiendo que viene...esa esencia que no me deja terminar mi tesis, pero que me relaja sólo porque si, te felicito nene, sigue escirbiendo tienes una chispa que es magica.
un abrazo.- gracias!

soy yoo! jeje dijo...

me encanto esta buenisimo, es sutil, esta bien escrito y entre letras tiene poesia, ese misterio que nunca esta demas querer descubrir aun sabiendo que viene...esa esencia que no me deja terminar mi tesis, pero que me relaja sólo porque si, te felicito nene, sigue escirbiendo tienes una chispa que es magica.
un abrazo.-